En Sidón, ciudad libanesa envuelta históricamente en conflictos bélicos debido a su situación geopolítica, se narra el lamento de un padre al encontrar a su hijo muerto bajo las ruedas de un tanque.

     
Sidun
Sidón
(Letra en ligur, dialecto genovés)    
U mæ ninin
u mæ, u mæ
lerfe grasse au su
d'amë, d'amë
Mi niño,
el mío, el mío
labios untuosos al sol
de miel, de miel 
     
Tûmù duçe, benignu
de teu muaè
spremmûu 'nta maccaia
de stæ, de stæ
  Tumor dulce, benigno
de tu madre
exprimido en el bochorno húmedo 
del verano, del verano
     

E oua grûmmu de sangue ouëge
e denti de laete.
E i euggi di surdatti
chen arraggë,
cu'a scciûmma a a bucca
cacciuéi de bæ
a scurrï a gente cumme selvaggin-a
finch'u sangue sarvaegu nu gh'à smurtau a qué
e doppu u feru in gua
i feri d'ä prixún
e 'nte ferie a semensa velenusa d'ä depurtaziún
perché de nostru da a cianûa a u meü
nu peua ciû cresce aerbu ni spica ni figgeü

Y ahora grumo de sangre, orejas
y dientes de leche.
Y los ojos de los soldados,
perros rabiosos,
con la espuma en la boca,
cazadores de corderos,
persiguiendo a la gente como a piezas de caza
hasta que la sangre selvática no apague sus ansias,
y tras el hierro en la garganta,
los hierros de la prisión
y en las heridas, la semilla venenosa de la deportación
para que de nosotros, de la llanura al muelle,
no pueda jámas crecer ni árbol, ni espiga, ni hijo.
     
Ciao mæ 'nin
l'ereditæ l'è ascusa
'nte sta çittæ ch'a brûxa ch'a brûxa
inta seia che chin-a
e in stu gran ciaeu de feugu
pe a teu morte piccin-a
  Adiós niño mío,
la herencia está escondida
en esta ciudad que arde, que arde,
en la noche que cae
y en esta gran luz de fuego
por tu pequeña muerte.
     

El inicio de la canción viene precedida por las voces de Ariel Sharon y Ronald Regan a las que hace de fondo el chirriar de carros armados. Tras este prólogo inquietante,  se oyen las desnudas notas de un "bouzouki" (instrumento de cuerda tradicional griego) que marca el acompañamiento del drama que se nos cuenta: el lamento de un padre palestino por la muerte violenta de su pequeño hijo a manos del ejercito israelita.

"Sidón", título de la canción, es el nombre de una ciudad del sur del Líbano, que ha sufrido a menudo la violencia del conflicto arabe-israelita. Quizás el niño de nuestra canción fue abatido en el verano de 1982, cuando el ejercito israelí, comandado por Sharón, entonces ministro de defensa, efectuó una sanguinaria e indiscriminada incursión en el sur del Líbano, desde donde las fuerzas de liberación palestinas hostigaban al estado de  Israel.

Sidón , ciudad de historia milenaria, tantas veces destruida y reconstruida a lo largo de su historia se convierte en símbolo de muerte, de destrucción, de la estupidez humana y al mismo tiempo, de la perseverancia a pesar de la adversidad.