Il Gorilla
(traduzione di “Le gorille” di G.Brassens)
El Gorila
(traducción de “Le gorile” di G.Brassens)
Sulla piazza d'una città
la gente guardava con ammirazione
un gorilla portato là
dagli zingari d'un baraccone
con poco senso del pudore
le comari di quel rione
contemplavano l'animale
non dico come non dico dove.
 
Attenti al gorilla.
En la plaza de una ciudad
la gente miraba con admiración
a un gorila llevado allá
por los gitanos de un barracón.
Sin sentido del pudor
las comadres con aplomo
observaban al animal
no digo cómo no digo dónde.
 
¡Atento al gorila!
     
D'improvviso la grossa gabbia
dove viveva l'animale
s'apri di schianto non solo perché
fosse l'avevano chiusa male
la bestia uscendo fuori di là disse:
"Quest'oggi me la levo"
Parlava della verginità
di cui ancora viveva schiavo.
 
Attenti al gorilla.
De improviso el jaulón
donde vivía el animal
con estrépito se abrió no sé por qué,
igual estaría cerrado mal.
La bestia saliendo fuera de allí dijo:
«Hoy mismo acabo con ella»
Hablaba de la virginidad,
a su edad le hacía mella.
 
¡Atento al gorila!
     
Il padrone si mise a urlare:
"Il mio gorilla fate attenzione
non ha veduto mai una scimmia
potrebbe fare confusione"
Tutti i presenti a questo punto
fuggirono in ogni direzione
anche le donne dimostrando
la differenza fra idea e azione.
 
Attenti al gorilla.

El propietario se puso a gritar:
«Mi gorila, tened cuidado,
no ha visto nunca a una simia
y podría buscar un escandallo»
los presentes en este punto
huyeron sin cavilación,
también las mujeres demostrando
la diferencia entre idea y acción.
 
¡Atento al gorila!

     
Tutta la gente corre di fretta
di qua e di là con grande foga
si attardano solo una vecchietta
e un giovane giudice con la toga
visto che gli altri avevano squagliato
il quadrumane accelerò
e sulla vecchia e sul magistrato
con quattro salti si portò.
 
Attenti al gorilla.
  Toda la gente huye corriendo
aquí y allá con gran rapidez,
se quedan solo une viejilla
y con su toga un joven juez.
Visto que los otros se habían largado
el cuadrúpedo se lanzó,
y a la vieja y al magistrado
con cuatro saltos alcanzó.
 
¡Atento al gorila!
     
"Bah" sospirò pensando la vecchia
"che io fossi ancora desiderata
sarebbe cosa alquanto strana
e più che altro non sperata"
"Che mi si prenda per una scimmia"
pensava il giudice col fiato corto
"non è possibile questo è sicuro"
- il seguito prova che aveva torto
 
Attenti al gorilla
  «¡Bah!» suspiró pensando la vieja,
«Ser deseada
sería una cosa si no extraña,
más que nada, inesperada».
«Que se me tome por una simia»
pensaba el juez con terror
«no es posible, es seguro»
- y lo que sigue prueba el error.
 
¡Atento al gorila!
     
Se qualcuno di voi dovesse costretto
con le spalle al muro
violare un giudice od una vecchia
della sua scelta sarei sicuro
a si dà il caso che il gorilla
considerato un grandioso fusto
da chi l'ha provato però non brilla
né per lo spirito né per il gusto.
 
Attenti al gorilla
  Si uno de vosotros se viera obligado,
con la espalda contra un muro
a violar a un juez o a una vieja
de la elección estaría seguro
pero se da el caso que el gorila
considerado su grandioso fuste
dice quien lo ha probado pero no brilla
ni por mollera ni por gusto.
 
¡Atento al gorila!
     
Infatti lui sdegnata la vecchia
si dirige sul magistrato
lo acchiappa forte per un'orecchia
E lo trascina in mezzo a un prato.
quello che avvenne tra l'erba alta
non posso dirlo per intero
ma lo spettacolo fu avvincente
e la suspance ci fu davvero
 
Attenti al gorilla
  De hecho él desdeñada la vieja
se dirige al magistrado
lo atrapa fuerte de una oreja
y lo arrastra en medio del prado.
Lo que sucedió entre la hierba
no puedo contarlo por pudor
pero el espectáculo tuvo cierta emoción
y resultó encantador.
 
¡Atento al gorila!
     
Dirò soltanto che sul più bello
dello spiacevole e cupo dramma
piangeva il giudice come un vitello
negli intervalli gridava "Mamma"
gridava "Mamma", come quel tale
cui il giorno prima come ad un pollo
con una sentenza un po' originale
aveva fatto tagliare il collo
 
Attenti al gorilla
  Diré solamente en lo más bello
del desagradable y sombrío drama
lloraba el juez como un ternero
y en el intervalo gritaba «Mamá».
Gritaba «Mamá», como aquel tal
a quien un día antes como a un pollo
con una sentencia un poco original
había mandado cortar el cuello.
 
¡Atento al gorila!
     
    (Traducción Mercedes Sanchez Marco / Ana Urrutia )
     

Es la canción más famosa de Brassens. Es un grito de denuncia y aguda lucha contra la injusticia, especialmente contra la pena de muerte que se realiza desde el punto de vista figurativo con la elección de la imagen de un gorila violando a un juez - que justamente el día anterior había mando cortar el cuello a unos reos - en lugar de a una anciana. La traducción de De André es bastante fiel al original de Brassens logrando mantener el valor y el simbolismo de las vívidas imágenes cantadas por el colega francés. Hay pocos puntos en los que De André se desvía del texto de Brassens para intentar una traducción más libre, en particular:

En la plaza de una ciudad
la gente miraba con admiración
a un gorila llevado allá
por los gitanos de un barracón.
Sin sentido del pudor
las comadres con aplomo
observaban al animal
no digo dónde ni digo cómo.
¡Atento al gorila!.................... (De André)

En De André se presenta la figura de los "gitanos de un espectáculo de segunda", que no encontramos en Brassens, para querer colorear y hacer que el contexto en el que se desarrolla la escena sea aún más original.

Es a través de las anchas rejas
que las hembras del pueblo
contemplaban un potente gorila,
sin preocuparse del qué dirán.
Con impudor, estas comadres
miraban incluso un lugar preciso
que, rigurosamente, mi madre
me ha prohibido nombrar aquí...
¡Cuidado con el gorila!......... (Brassens)

Por otra parte, De André censura, irónicamente, algunos elementos de texto excesivamente morbosos como hace al escribir "no digo cómo no digo dónde", mientras que Brassens lo hace al mencionar a su madre, casi como un símbolo de moralidad y sobriedad, valores que la madre de Brassens, muy devota y creyente, ciertamente poseía. Por lo demás, el texto de De André sigue la versión original de Brassens de manera bastante adherente.

Es una canción que refleja la influencia que ejerce Rabelais sobre la poesía de Brassens y cuya génesis tiene sus raíces en 1943, cuando Brassens fue deportado durante un año a un campo de trabajo en Basdorf, Alemania. En un campo lleno de barracones, Brassens compuso toda una serie de canciones irónicas y pegadizas con las que improvisaba espectáculos destinados a distraer a sus compañeros de trabajo de la vida monótona del campo de trabajo.

Una de esas canciones que llevaba el título de "La ligne brisée" tuvo mucho éxito entre los trabajores, lo que llevó a Brassens unos años más tarde a retomar esa canción y remodelarla para hacerla accesible al público en general. Pero las innumerables correcciones y revisiones del texto original significaron que solo se conservó el estribillo "Gare au Gorille", así como la música que permaneció igual que la primera versión, y que es retomada completamente por De André. Estos son por lo tanto los lejanos orígenes de "Il Gorilla" donde se percibe claramente que la motivación principal de Brassens es el deseo de comunicarse no de una forma directa y abierta sino a través de metáforas y coloridas imágenes expresando su oposición contra las autoridades, contra la máquina de poder, contra la pena de muerte.

El mensaje fluye entre las líneas de la canción, por lo tanto, no es directa sino mediada por un lenguaje figurado y metafórico tan usado por Brassens. Sin embargo, cuando la canción hizo su aparición fue boicoteada por la principales radios y sólo con el nacimiento de "Europe 1"se difundió abiertamente. De hecho, como revela Brassens, la canción incluía un verso, no conocido por el público en general, que fue eliminado porque se consideraba demasiado agresivo; también el título original que Brassens había elegido para su canción "Gorille vendetta" fue cambiado por el cantautor por las mismas razones.

http://www.nakataimpastato.com/inner/fda/fda/inside/french/pages/il_gorilla.htm

La canción de "Il Gorilla", escrita por George Brassens al que Fabrizio consideraba el Sócrates del silo XX, fue, durante un tiempo, la canción más censurada en Francia. La historia del gorila que se convierte en un instrumento de venganza terrible contra los jueces, es decir, contra la ley, que envía a los seres humanos a la muerte con la mayor indiferencia, y a menudo con un juicio "un poco original" (ingenioso aporte de Fabrizio) fue impactante en su momento. Por otra parte fue considerada hasta los últimos dos versos como una "paillarde chanson", típica canción malhablada de la tradición francesa (incluidas todas sus referencias machistas). Pero con los dos últimos versos esta canción de "taberna", Brassens escribió un himno contra la pena de muerte. Atenta, ley, atentos, sus administradores: siempre podría haber una venganza que te golpee, tal vez en la forma de un gorila que se te pegue al culo.

https://www.antiwarsongs.org/canzone.php?id=6854&lang=it

     
Le Gorille
(George Brassens)
  El Gorila
(George Brassens)
     
C'est à travers de larges grilles,
Que les femelles du canton,
Contemplaient un puissant gorille,
Sans souci du qu'en-dira-t-on.
Avec impudeur, ces commères
Lorgnaient même un endroit précis
Que, rigoureusement ma mère
M'a défendu de nommer ici...
Gare au gorille !...

Un jour la porte de la prison bien close
Où vivait le bel animal
S'ouvre, on n'sait pourquoi. Je suppose
Qu'on avait du la fermer mal.
Le singe, en sortant de sa cage
Dit "C'est aujourd'hui que j'le perds !"
Il parlait de son pucelage,
Vous aviez deviné, j'espère!
Gare au gorille !...

L'patron de la ménagerie
Criait, éperdu : "Nom de nom !
C'est assommant car le gorille
N'a jamais connu de guenon !"
Dès que la féminine engeance
Sut que le singe était puceau,
Au lieu de profiter de la chance,
Elle fit feu des deux fuseaux !
Gare au gorille !...

Celles là même qui, naguère,
Le couvaient d'un œil décidé,
Fuirent, prouvant qu'elles n'avaient guère
De la suite dans les idées ;
D'autant plus vaine était leur crainte,
Que le gorille est un luron
Supérieur à l'homme dans l'étreinte,
Bien des femmes vous le diront !
Gare au gorille !...

Tout le monde se précipite
Hors d'atteinte du singe en rut,
Sauf une vielle décrépite
Et un jeune juge en bois brut;
Voyant que toutes se dérobent,
Le quadrumane accéléra
Son dandinement vers les robes
De la vieille et du magistrat !
Gare au gorille !...

"Bah ! soupirait la centenaire,
Qu'on puisse encore me désirer,
Ce serait extraordinaire,
Et, pour tout dire, inespéré !" ;
Le juge pensait, impassible,
"Qu'on me prenne pour une guenon,
C'est complètement impossible..."
La suite lui prouva que non !
Gare au gorille !...

Supposez que l'un de vous puisse être,
Comme le singe, obligé de
Violer un juge ou une ancêtre,
Lequel choisirait-il des deux ?
Qu'une alternative pareille,
Un de ces quatres jours, m'échoie,
C'est, j'en suis convaincu, la vieille
Qui sera l'objet de mon choix!
Gare au gorille !...

Mais, par malheur, si le gorille
Aux jeux de l'amour vaut son prix,
On sait qu'en revanche il ne brille
Ni par le goût, ni par l'esprit.
Lors, au lieu d'opter pour la vieille,
Comme l'aurait fait n'importe qui,
Il saisit le juge à l'oreille
Et l'entraîna dans un maquis !
Gare au gorille !...

La suite serait délectable,
Malheureusement, je ne peux
Pas la dire, et c'est regrettable,
Ça nous aurait fait rire un peu ;
Car le juge, au moment suprême,
Criait : "Maman !", pleurait beaucoup,
Comme l'homme auquel, le jour même,
Il avait fait trancher le cou.
Gare au gorille !...
  Es a través de las anchas rejas
que las hembras del pueblo
contemplaban un potente gorila,
sin preocuparse del qué dirán.
Con impudor, estas comadres
miraban incluso un lugar preciso
que, rigurosamente, mi madre
me ha prohibido nombrar aquí...
¡Cuidado con el gorila!...

Un día la puerta de la prisión bien cerrada
donde vivía el bello animal
se abre, no se sabe por qué. Yo supongo
que se debía de haber cerrado mal.
El simio, al salir de su jaula
Dice “¡Hoy es cuando la voy a perder!”
Él hablaba de su virginidad,
lo habréis adivinado, ¡espero!
¡Cuidado con el gorila!...

El encargado del zoo
gritaba, fuera de sí: “¡Dios mío,
es terrible, pues el gorila
nunca ha conocido hembra!”
Desde que la ralea femenina
supo que el simio era virgen,
en lugar de aprovechar la ocasión,
corría que volaban!
¡Cuidado con el gorila!...

Las que incluso, hacía un momento,
se lo comían con los ojos,
huyeron, probando que apenas eran
consecuente con sus ideas;
Tanto más vano era su temor,
cuanto que el gorila es un cachondo
superior al hombre en los abrazos,
¡Muchas mujeres os lo dirán!
¡Cuidado con el gorila!...

Todo el mundo corre que se las pela
fuera del alcance del simio en celo,
salvo una vieja decrépita
y un joven juez novato;
viendo que todas se ocultan,
el cuadrumano aceleró
sus vaivenes hacia las ropas
de la vieja y del magistrado!
¡Cuidado con el gorila!...

“¡Bah!" -suspiraba la centenaria-,
"¡Que puedan aún desearme
sería extraordinario,
y, a decir verdad, inesperado!”.
El juez pensaba, impasible,
“Que me tomen por una gorila,
es completamente imposible...”
¡Lo que pasó a continuación le demostró que no!
¡Cuidado con el gorila!...

Suponed que uno de vosotros estuviese,
como el simio, obligado a
violar un juez o un vejestorio,
¿Cuál elegiríais de los dos?
Si una alternativa parecida,
cualquier día de estos, me tocase en suerte,
es, estoy convencido, a la vieja
a quien yo elegiría.
¡Cuidado con el gorila!...

Pero por desgracia, si el gorila
en el juego del amor vale su precio en oro,
se sabe que, por el contrario, no brilla
ni por el gusto, ni por la inteligencia.
Así, en lugar de optar por la vieja,
como lo hubiese hecho cualquiera,
cogió al juez por la oreja
y lo arrastró hasta un matorral!
¡Cuidado con el gorila!...

Lo que sigue es delectable;
desgraciadamente, no puedo
contarlo y es una lástima
pues nos hubiese hecho reír un poco:
pues el juez, en el momento supremo,
gritaba: “Mamá!”, lloraba mucho,
como el hombre al cual, ese mismo día,
le había hecho cortar el cuello.
¡Cuidado con el gorila!...
     
http://www.brassensenespanol.net/le_gorille.html