I concerti 1975/1976 - "La Bussola" (2013)
(Los conciertos 1975/1976 - "La Bussola / La Brújula" (2013))

La canzone dell'amore perduto | Nancy | Via della Povertà | Le passanti | Oceano | Canzone per l'estate | Amico fragile | Il pescatore | La ballata del Miché | Il testamento di Tito Via del campo | La canzone di Marinella | Canzone di Maggio (1) | Introduzione | Canzone di Maggio (2) | La bomba in testa | Al ballo mascherato | Sogno numero due | Canzone del padre | Il bamborolo | Verranno a chiederti del nostro amore | Nella mia ora di libertà | Un giudice | La guerra di Piero | La cattiva strada

     
La bomba in testa
La bomba en la cabeza
... e io contavo i denti ai francobolli
dicevo "grazie a Dio" "buon Natale"
mi sentivo normale
eppure i miei trent'anni
erano pochi più dei loro
ma non importa adesso torno al lavoro.

… y yo contaba los dientes a los sellos
decía “gracias a Dios” “Feliz Navidad”
me sentía normal
sin embargo mis treinta años
eran pocos más que los suyos
pero no importa ahora vuelvo al trabajo.

   
Cantavano il disordine dei sogni
gli ingrati del benessere francese
e non davan l'idea
di denunciare uomini al balcone
di un solo maggio, di un unico paese.

Cantaban el desorden de los sueños
los ingratos del bienestar francés
y no daban la impresión
de denunciar hombres al balcón
de un solo Mayo, de un único país.

   
E io ho la faccia usata dal buonsenso
ripeto "Non vogliamoci del male "
e non mi sento normale
e mi sorprendo ancora
a misurarmi su di loro
e adesso è tardi, adesso torno al lavoro.

Y yo con mi cara desgastada por el sentido común,
repito “no nos odiemos”
y no me siento normal
y me sorprendo una vez más
comparándome con ellos
y ahora es tarde, ahora vuelvo al trabajo.

   
Rischiavano la strada e per un uomo
ci vuole pure un senso a sopportare
di poter sanguinare
e il senso non dev'essere rischiare
ma forse non voler più sopportare.

Corrían el riesgo de la calle y para un hombre
es necesario un sentido para soportar
el poder sangrar
y el sentido no debe ser arriesgar
sino quizá no querer soportar más.

   
Chissà cosa si prova a liberare
la fiducia nelle proprie tentazioni
allontanare gli intrusi
dalle nostre emozioni
allontanarli in tempo
e prima di trovarsi solo
con la paura di non tornare al lavoro.

Quién sabe lo que se siente al liberar
la confianza en las propias tentaciones
alejar a los intrusos
de nuestras emociones
alejarlos a tiempo
y antes de encontrarte solo
con el miedo de no volver al trabajo.

   
Rischiare libertà strada per strada,
scordarsi le rotaie verso casa
io ne valgo la pena,
per arrivare ad incontrar la gente
senza dovermi fingere innocente.

Arriesgar libertad calle por calle
olvidar los raíles hacia casa
yo me valgo
para llegar a conocer a la gente
sin tener que fingirme inocente.

   
Mi sforzo di ripetermi con loro
e più l'idea va di là del vetro
più mi lasciano indietro,
per il coraggio insieme
non so le regole del gioco
senza la mia paura mi fido poco.

Me esfuerzo por repetirme con ellos
y si la idea va más allá de la copa
más me dejan atrás
para el coraje unido
no sé las reglas del juego
sin mi miedo me fío poco.

   
Ormai sono in ritardo per gli amici
per l'odio potrei farcela da solo
illuminando al tritolo
chi ha la faccia e mostra solo il viso
sempre gradevole, sempre più impreciso.

Ya llego tarde para los amigos
por el odio podría lograrlo solo
iluminando con la trilita (TNT)
quien tiene cara y muestra solo el rostro
siempre agradable, siempre más impreciso.

   
E l'esplosivo spacca, taglia, fruga
tra gli ospiti di un ballo mascherato,
io mi sono invitato
a rilevar l'impronta
dietro ogni maschera che salta
e a non aver pietà per la mia prima volta.

Y el explosivo quiebra, corta, hurga,
entre los huéspedes de un baile de máscaras
yo me he invitado
a registrar la huella
detrás de cada máscara que salta
y a no tener piedad por mi primera vez.

   
Canción publicada en el disco "Storia di un impiegato (1973)"
   

Después de escuchar la "Canzone del Maggio" con nuevos oídos, "el empleado", seguimos las notas del disco, "compara su vida de sentido común, individualismo y temores con la de los jóvenes que tuvieron el coraje de rebelarse contra el sistema que los oprime". La desazón crece. El empleado está cada vez más desconcertado. Inicialmente, intenta resistirse a estos nuevos pensamientos: "pero no importa ahora vuelvo al trabajo". Pero ya no hay nada que hacer: siente que los estudiantes que protestan, tal vez, tengan razón. Su postura se vuelve más comprensiva: "Cantaban el desorden de los sueños". Le gustaría dejar de pensar en ello, pero el pensamiento insiste: "y me sorprendo una vez más / comparándome con ellos". ¿Por qué esos muchachos, esos hombres, "corrían el riesgo de la calle"?. Ciertamente, no solo por amor al riesgo, sino por un significado que quizás sea el de no querer soportar más. En este punto, algo hace clic dentro del protagonista, y es como si el empleado se despertara de un largo sopor. En un crecendo imparable, comienza a formular preguntas nuevas y revolucionarias: "Quién sabe lo que se siente al liberar / la confianza en las propias tentaciones" y nuevamente "Arriesgar libertad calle por calle / olvidar los raíles hacia casa". Tal vez todavía vale la pena. Ahora el empleado está alineado con los estudiantes, casi listo para unirse a ellos. Pero hay un problema, de hecho más de uno. En primer lugar, no conoce las reglas del "coraje unido" y sin su miedo - confortable en su propia rutina - no se fía de sí mismo. Concluyen las notas del disco: "Se da cuenta, o supone, que no puede unirse a ellos, que no puede seguirles ni apoyarles de ninguna manera en colaboración. La realidad en la que vive lo ha condicionado, lo ha marcado irremediablemente (la soledad alienada promovida por el sistema). Solo conoce y ve salida en la venganza en solitario para resolver con un solo gesto todos los problemas que lo encadenaron a su lugar de trabajo. Decide lanzar una bomba en un baile de máscaras en el que participan todos los mitos, los valores de la cultura y el poder burgués. Y empieza a soñar". En la versión de esta canción previa al lanzamiento, había diferencias en dos lugares: "yo me valgo / para llegar a conocer a la gente / sin tener que fingirme inocente" era: "yo me valgo / para llegar a no ver nada más / o para reposar los ojos sobre la gente"; mientras que "Ya llego tarde para los amigos / por el odio podría lograrlo solo / iluminando con la trilita (TNT) / quien tiene cara y muestra solo el rostro / siempre agradable, siempre más impreciso" era: "Ya llego tarde para los amigos / por el odio podría lograrlo solo / obligando a la luz / que se esconde en la oscuridad y me ha cegado / a iluminarles sus rostros con un estruendo".

"Il libro del mondo. Le storie dietro le canzoni di Fabrizio De André" (Walter Pistarini)

 
Versiones de la canción:
     - Storia di un impiegato (1973) (Estudio)
     - I concerti 1975/1976 - "La Bussola" (2013)