La cattiva strada   El errante camino
     

Alla parata militare
sputò negli occhi a un innocente
e quando lui chiese "Perché"
lui gli rispose "Questo è niente
e adesso è ora che io vada"
e l'innocente lo seguì
senza le armi lo seguì
sulla sua cattiva strada

Sui viali dietro la stazione
rubò l'incasso a una regina
e quando lei gli disse "Come"
lui le risposte "Forse è meglio è come prima
forse è ora che io vada"
e la regina lo seguì
col suo dolore lo seguì
sulla sua cattiva strada

E in una notte senza luna
truccò le stelle ad un pilota
quando l'aeroplano cadde
lui disse "È colpa di chi muore
comunque è meglio che io vada"
ed il pilota lo seguì
senza le stelle lo seguì
sulla sua cattiva strada

A un diciottenne alcolizzato
versò da bere ancora un poco
e mentre quello lo guardava
lui disse "Amico ci scommetto stai per dirmi
adesso è ora che io vada"
l'alcolizzato lo capì
non disse niente e lo seguì
sulla sua cattiva strada

Ad un processo per amore
baciò le bocche dei giurati
e ai loro sguardi imbarazzati
rispose "Adesso è più normale
adesso è meglio, adesso è giusto, giusto,
è giusto che io vada"
ed i giurati lo seguirono
a bocca aperta lo seguirono
sulla sua cattiva strada
sulla sua cattiva strada

E quando poi sparì del tutto
a chi diceva "È stato un male"
a chi diceva "È stato un bene"
raccomandò "Non vi conviene
venir con me dovunque vada"
ma c'è amore un po' per tutti
e tutti quanti hanno un amore
sulla sua cattiva strada
sulla sua cattiva strada

 

En el desfile militar
escupió en los ojos de un hombre inocente
y cuando le preguntó "¿Por qué?"
él le respondió: "Esto no es nada
y por eso es hora de que me vaya ".
Y el inocente lo siguió
sin las armas lo siguió
por su errante camino.

En las avenidas detrás de la estación
robó las ganancias a una reina
y cuando ella le dijo "¿Cómo?"
él le responde "Tal vez es mejor, como era antes
tal vez es ahora de que me vaya "
Y la reina le siguió
con su dolor lo siguió
por su errante camino.

Y en una noche sin luna
ocultó las estrellas a un piloto
cuando el avión cayó
le dijo: "Es culpa de los que mueren
pero, sin embargo, es mejor que me vaya"
Y el piloto lo siguió
sin las estrellas lo siguió
por su errante camino.

A un alcohólico de dieciocho años
le dió de beber un poco más
y mientras lo miraba
le dijo: "Amigo, apuesto lo que me vas a decir
por eso es hora de que vaya "
El alcohólico lo sabía
no dijo nada y lo siguió
por su errante camino.

En un proceso amoroso
besó la boca de los jurados
y ante sus miradas avergonzadas
él respondió: "Ahora es más normal
ahora es mejor, ahora es justo, justo,
es justo de que me vaya
"
Y los jurados lo siguieron
con la boca abierta lo siguieron
por su errante camino
por su errante camino.

Y cuando desapareció por completo
a quien dijo "Fue una mala cosa"
a quien dijo "Fue una buena cosa"
él le recomendó, "No te conviene
venir conmigo a dondequiera que vaya"
Pero hay amor para todos
y todos tienen un amor
por su errante camino
por su errante camino.

"La cattiva strada" es una canción que golpea inmediatamente por la provocación inherente al texto y por el ritmo absorvente. Inicialmente deja perplejo, tan fuertes son las imágenes que presenta. Pero es él, es claro e inequívocamente De André; Ciertamente, con la contribución de De Gregori, pero este es el De André que busca una moraleja diferente a la de aquellos pertenecientes a la sociedad "de bien". Lo escucharemos de nuevo en "Sally", donde el protagonista va a jugar con los gitanos en el bosque contra el deseo de su madre, y ya lo encontramos aquí decidido a ir contracorriente. Como buen conocedor de Fabrizio, Cesare Romana, observó: "Esta es una de las piezas más ilustrativas de la filosofía de un gran moralista disfrazado de inmoralista. 'La cattiva strada' representa una ética pirata, y también el puerto libre donde los 'poderes' no van. Por eso se llama 'errante': porque mantener al poder lejos proporciona la fuerza más subversiva y revolucionaria que se ha puesto a disposición de los humanos: el amor". Y de nuevo: "El hecho es que De André nunca abandonó el errante camino. Continuó pensando que la humanidad, el amor, la dignidad del hombre vivían en ese camino, y hasta en él fueron perseguidos​​". En una entrevista poco conocida, Fabrizio declaró que quien tuviera la oportunidad de hablar y ser escuchado podía "inventarse" una moralidad - ciertamente, no la "inventada por la clase dirigente, es decir la moralidad que hace juego al poder", que exige que los hombres respeten ciertas leyes para no ponerse en contra de la sociedad en la que viven - pero otras formas de comportamiento, "y si alguien nos sigue, significa que no nos hemos equivocado".

El enfoque de la canción tiene algo paradójico, casi se podría decir zen: la lógica está fuera de la vista hasta que finalmente te das cuenta. como son las cosas. Al respecto sostiene Lisa Tibaldi: "En realidad, lo que inicialmente puede parecer una afrenta (robarle la recaudación a una prostituta o servirle una bebida a un niño alcohólico) es una invitación a abrir los ojos sobre su condición y cambiarla. Ellos, precisamente a través de la paradoja, se despiertan de su sueño y deciden seguir al personaje principal "en su errante camino", errante porque ya no se guían a través de los ojos de la burguesía habitual, aquella que juzga inmoral todo lo que no se parece a ella". El famoso Koan Zen dice "Si te encuentras con Buda en la calle, mátalo". Simplificando mucho este Koan invita a NO confiar en los maestros que dicen que tienen una verdad absoluta ... como ciertas leyes. En la canción, los personajes que desfilan son de los más dispares, pero para todos hay una alusión especial. En el desfile militar, por ejemplo, el inocente (que presumiblemente está haciendo el servicio militar, armado) sigue al protagonista anónimo "sin armas", que renuncia a la guerra para siempre; la prostituta (la "reina") sin más dinero lo sigue con el alma descubierta, "con su dolor"; el piloto lo sigue "sin estrellas" (sin los puntos de referencia canónicos); El alcohólico, sorprendido por su gesto, entiende, no dice nada y lo sigue; Los jurados, después de haber sido completamente desorientados en su moral, en su criterio, por un beso en la boca, lo siguen "boquiabiertos".

Cada una de estos comportamientos nos hace pensar. La última estrofa sería suficiente para ilustrarlos, en el que De André y De Gregori aclaran el sentido de la canción demasiado bien e inequívocamente: no es importante, de hecho, es inútil seguir al encantador o al "despertador", donde quiera que vaya. Lo importante es darse cuenta de que no es obligatorio vivir en esquemas predefinidos, en una moraleja codificada. Incluso fuera de contexto, incluso viviendo en el "mal camino", gracias al amor, uno puede ser más libre.

"No te conviene
venir conmigo a dondequiera que vaya"
Pero hay amor para todos
y todos tienen un amor
por su errante camino.

"Il libro del mondo. Le storie dietro le canzoni di Fabrizio De André" (Walter Pistarini)

 
Versiones de la canción:
     - Volume 8 (1975) (Estudio)
     - I concerti 1975/1976 - "La Bussola" (2013)