Le Nuvole
Las Nubes
(anziana donna)
Vanno, vengono,
ogni tanto si fermano e quando si fermano,
sono nere come il corvo,
sembra che ti guardano con malocchio
(mujer anciana)
Vienen, van,
de vez en cuando se paran y cuando se paran,
son negras como el cuervo,
y parece que te miran con mal de ojo.
     
(giovane donna)
Certe volte sono bianche,
e corrono e prendono la forma dell'airone,
o della pecora o di qualche altra bestia.
(mujer joven)
A veces son blancas,
y corren y toman la forma de la garza,
o de la oveja o de algún otro animal.
     
(anziana donna)
Ma questo lo vedono meglio i bambini,
che giocano a corrergli dietro per tanti metri.
(mujer anciana)
Pero esto lo ven mejor los niños,
que juegan a correr tras ellas durante muchos metros.
     
(giovane donna)
Certe volte ti avvisano con un rumore prima di arrivare
e la terra si trema e gli animali si stanno zitti.
Certe volte ti avvisano con rumore.
  (mujer joven)
A veces, te avisan con un rumor antes de llegar,
y la tierra tiembla y los animales enmudecen.
A veces, te avisan con un rumor.
     
(anziana donna)
Vengono, vanno, ritornano
e magari si fermano tanti giorni,
che non vedi più il sole e le stelle
e ti sembra di non conoscere più
il posto dove stai.
  (mujer anciana)
Vienen, van, vuelven
e incluso se paran tantos días,
que dejas de ver el sol y las estrellas,
y te parece que ya no conoces más
el lugar en donde estás.
     
(giovane donna)
Vanno, vengono,
per una vera, mille sono finte,
e si mettono lì, tra noi e il cielo,
per lasciarci soltanto,
una voglia di pioggia
  (mujer joven)
Vienen, van,
por cada una verdadera, mil son falsas,
y se ponen ahí, entre nosotros y el cielo,
dejándonos solamente,
un deseo de lluvia.
     

Canción que da título a todo el trabajo y que es una referencia a una obra con el mismo nombre escrita por Aristófanes. Dos voces de mujer, una anciana y otra joven, con acento sardo, representando la madre tierra, dialogan sobre la naturaleza de las nubes, símbolo de los poderosos de las finanzas, de la política, de la industria...que impiden al pueblo ver la luz del sol, es decir, la verdad. Poderosos que, como las nubes, deciden por encima de nosotros, a los que estamos sometidos y que tantas veces nos dejan solo ganas de llorar (ganas de lluvia).

El zumbido inicial de las langostas sirve de marco a la primera  parte del trabajo (se oye nuevamente cuando concluye ésta).  


Si aparece el mensaje "Este video incluye contenidos de SME", pulsar sobre "Ver en YouTube"
If you see the following message "This video includes contents of SME", click on "See on YouTube"