Don Raffaè
Don Raffaè

Io mi chiamo Pasquale Cafiero
e son brigadiero del carcere, Oiné.
Io mi chiamo Cafiero Pasquale
e sto a Poggio Reale dal '53.
Y al centesimo catenaccio,
alla sera, mi sento uno straccio.
Per fortuna che al braccio speciale
c'è un uomo geniale che parla co' me.

Tutto il giorno con quattro infamoni
briganti, papponi, cornuti e lacchè
tutte l'ore co' 'sta fetenzia
che sputa minaccia e s'â piglia co' me
ma alla fine m'assetto papale
mi sbottono e mi leggo 'o giornale
mi consiglio con don Raffaè
mi spiega che penso e bevimm 'ó café.

Ah che bell 'ó café
pure in carcere 'o sanno fâ
co' â ricetta ch'a Ciccirinella
compagno di cella
ci ha dato mammà.

Prima pagina venti notizie
ventun'ingiustizie e lo Stato che fa.
Si costerna, s'indigna, s'impegna
poi getta la spugna con gran dignità
Mi scervello e m'asciugo la fronte
per fortuna c'è chi mi risponde
a quell'uomo sceltissimo immenso
io chiedo consenso, a don Raffaè.

Un galantuomo che tiene sei figli
ha chiesto una casa e ci danno consigli
mentre o' assessore che Dio lo perdoni
'ndrento a 'e roulotte ci alleva i visoni
voi vi basta una mossa, una voce
c'ha 'sto Cristo ci levano 'a croce
con rispetto s'è fatto le tre
volite 'a spremuta o volite 'o café.

Ah che bell 'ó café
pure in carcere 'o sanno fâ
co' â ricetta ch'a Ciccirinella
compagno di cella
ci ha dato mammà.
Ah che bell 'ó café
pure in carcere 'o sanno fâ
co' â ricetta di Ciccirinella
compagno di cella
preciso a mammà.

Ca' ci sta l'inflazione, la svalutazione
e la borsa ce l'ha chi ce l'ha
io non tengo compendio che chillo stipendio
e un ambo se sogno 'a papà
aggiungete mia figlia Innocenza
vuo' marito, non tiene pazienza
non vi chiedo la grazia pe' me,
vi faccio la barba o la fate da sé.

Voi tenete un cappotto cammello
che al maxi-processo eravate 'o chiù bello
un vestito gessato marrone
così ci è sembrato alla televisione
pe' 'ste nozze vi prego Eccellenza
m'î prestasse pe' fare presenza
io già tengo le scarpe e 'o gillé
gradite 'o Campari o volite o café.

Ah che bell 'ó café
pure in carcere 'o sanno fâ
co' â ricetta ch'a Ciccirinella
compagno di cella
ci ha dato mammà
ah che bell 'ó café
pure in carcere 'o sanno fâ
co' â ricetta di Ciccirinella
compagno di cella
preciso a mammà .

Qui non c'è più decoro, le carceri d'oro
ma chi l'ha mai viste chissà
chiste so' fatiscienti
pe' chisto i fetienti se tengono l'immunità
don Raffaè voi politicamente
io ve lo giuro sarebbe 'no santo
ma 'ca dinto voi state a pagâ
e fora chiss'atre se stanno a spassâ .

A proposito tengo 'no frate
che da quindici anni sta disoccupato
chiss'ha fatto cinquanta concorsi
novanta domande e duecento ricorsi
voi che date conforto e lavoro
Eminenza vi bacio v'imploro
chillo duorme co' mamma e co' me
che crema d'Arabia ch'è chisto café

Yo me llamo Pasquale Cafiero
y soy brigadier de prisiones, ay.
Yo me llamo Cafiero Pasquale,
y estoy en Poggio Reale desde el 53.
Y al centésimo cerrojo
por la noche, me siento un despojo.
Por suerte que en el ala especial
hay un hombre genial que habla conmigo.

Todo el día con cuatro infames
bandidos, chuloputas, cornudos y arrastrados.
Todo el tiempo con esta pestilencia
que escupe, amenaza y la toma conmigo.
Pero al final me adecento a lo papal
me desabrocho y me leo el periódico
me aconsejo con Don Raffaè
me explica que pienso y bebemos el café.

Ah, qué bueno el café
también en la cárcel lo saben hacer
con la receta que tiene Ciccirinella
compañero de celda
y que le dio su mamá.

Primera página, veinte noticias
veintiuna injusticias y el Estado qué hace.
Se consterna, se indigna, se compromete
después tira la toalla con gran dignidad.
Me obsesiono y me seco la frente
por suerte hay quien me responde.
A aquel hombre excelentísimo e inmenso
yo pido consenso, a don Raffaè.

A un hombre de bien, que tiene seis hijos
solicita una vivienda y le dan solo consejos
mientras el asesor, que Dios lo perdone
dentro de las caravanas cría visones.
A usted le bastaría solo con un gesto, una palabra,
para que a este Cristo le quitaran la cruz.
Con respeto, ya se han hecho las tres
¿quiere el zumo o prefiere el café?.

Ah, qué bueno el café,
también en la cárcel lo saben hacer
con la receta que tiene Ciccirinella
compañero de celda
y que le dio su mamá.
Ah, qué bueno el café,
también en la cárcel lo saben hacer
con la receta que tiene Ciccirinella
compañero de celda
y que le dio su mamá.

Aquí solo hay inflación, devaluación
y la cartera la tiene quien la tiene
no tengo más dinero que mi salario
y dos boletos si sueño con papá.
Añadid a mi hija Inocencia
que quiere marido pero no tiene paciencia.
No pido la gracia para mí
¿le afeito la barba o lo hace usted?".

Usted que tiene un abrigo de camello
que en el maxi-proceso era el más bello
un traje a rayas marrón
así nos pareció en la televisión.
Para esta boda os ruego Excelencia
me lo prestase para vestir con presencia
ya tengo los zapatos y el chaleco,
¿gusta un Campari o desea el café?.

Ah, qué bueno el café
también en la cárcel lo saben hacer
con la receta que tiene Ciccirinella
compañero de celda
y que le dio su mamá.
Ah, qué bueno el café
también en la cárcel lo saben hacer
con la receta que tiene Ciccirinella
compañero de celda
y que le dio su mamá.

Aquí ya no hay decoro, las cárceles de oro
quién sabe dónde estarán
las de por aquí están en ruinas
por eso los delincuentes gozan de inmunidad.
Don Raffaè, usted políticamente,
se le juro, usted sería un santo
pero aquí dentro usted debe pagar
y fuera los otros viviendo como un pachá.

A propósito, tengo un hermano
que desde hace quince años está parado,
que ha hecho cuarenta concursos,
noventa solicitudes y doscientos recursos.
Le pido que da consuelo y trabajo,
Eminencia, le beso, le imploro,
que duerme con mamá y conmigo...,
¡qué crema de Arabia, qué es esto café.

     
   
(Traducción www.viadelcampo.com)
     
Canción publicada en el disco "Le nuvole (1990)"
     

Publicada en 1990 en el álbum "Le nuvole", la canción "Don Raffaè", escrita por Fabrizio De Andrè y Massimo Bubola y música de Mauro Pagani, se convirtió rápidamente en uno de los temas preferidos del repertoiro del cantautor genovés tanto por el 'uso del dialecto napolitano y como por la alusión, confirmada por de Andrè, a Raffaele Cutolo, conocido jefe de la Camorra y fundador de la NCO - Nueva Camorra Organizada -. El texto habla de Pasquale Cafiero, un guardíán de la cárcel napolitana de Poggioreale y de su relación confidencial acompañada de un obsequioso servilismo haci uno de los detenidos conocido por el nombre de Don Raffaè.

La admiración y respeto mostrados a este hombre, definido como brillante, le lleva a pedirle pequeños placeres como el préstamo de un abrigo elegante y recomendaciones para el hermano desempleado. Estas conversaciones interesadas, mezcla de corrupción y sumisión, toman el carácter de encuentros amistosos a través de esa taza de café que el guardia sorbe como de costumbre con el excelente anfitrión. De hecho, la canción no es más que la representación del régimen penitenciario privilegiado para las personas con poder y la corrupción de agentes de la ley sólo para obtener favores personale.

El retrato descrito por De Andrè no dejó indiferente a Raffaele Cutolo que reconociéndose en esa canción decidió escribir una carta al poeta de Liguria desde la prisión de Ascoli Piceno felicitando al artista de la canción y preguntándose cómo se las había arreglado para escribir sobre aspectos de su personalidad sin haberlo conocido nunca y cómo había logrado describir su situación carcelaria con tanto detalle. También añadió que no se sintió ofendido y que apreciaba mucho el verso "Don Raffae, políticamente, se lo juro, usted sería 'un santo'". El jefe de la Camorra, entre otros, junto con las cartas enviadas a De Andrè le envió también un libro de poemas, tal vez con la intención de que el compositor los musicara. Faber, que declaró su sorpresa por esta carta, se llamó a sí mismo un "profeta fácil" porque, aunque el texto alude a Cutolo, ni él ni Bubola, coautor de la pieza, tenían información de primera mano sobre su detención.

La disponiblidad demostrada en esta correspondencia con un jefe de la Camorra - conservada junto con muchas otras reliquias de Fabrizio De Andrè en el Centro de Estudios de la Facultad de Artes de la Universidad de Siena - revela la grandeza de un hombre que, como gran poeta, sabía hablar realmente de todo. Sin embargo, el artista genovés no estaba de acuerdo con esta definición de poeta que se hacía de él, cuando dijo: "Solo ha6 dos categorías de personas que siguen escribiendo poesía después de trece años: poetas e idiotas. Como medida de precaución, prefiero considerarme un cantautor".

http://www.marcoliberti.it/article-don-raffae-la-corrispondenza-tra-faber-e-cutolo-88170488.html

 
Versiones de la canción:
     - Le Nuvole (1990)  (Estudio)
     - Concerti (1991)
     - In Concerto (2001)